Mobbing en Argentina

Este es un espacio construido por víctimas del acoso laboral o mobbing en Argentina para intercambiar experiencias y alcanzar la protección de nuestros derechos


    El acoso laboral

    Comparte
    avatar
    Admin
    Admin

    Mensajes : 11
    Fecha de inscripción : 24/02/2010

    El acoso laboral

    Mensaje  Admin el Jue Mar 11, 2010 9:15 pm

    Entendemos por acoso laboral a la presencia de una violencia asimétrica traducida en "una conducta abusiva consciente y premeditada que atenta, por su repetición y falta de matización y excusas, contra la dignidad o integridad psíquica y física de una persona". Esta situación de hostigamiento sostenible cuenta con la complicidad, más o menos velada, o el silencio de la organización, y se realiza contra uno o varios individuos.

    La dirección del acoso puede ser vertical (de superior jerárquico a subordinado y viceversa) o bien horizontal (entre la misma categoría profesional).

    Dos son los protagonistas directos, el agresor y la víctima. El agresor suele carecer de empatía, está centrado en sí mismo, carente de sentimiento de culpa, tendente a la mentira, con un discurso moralizante, dando una buena imagen de sí mismo, embaucador, sabe presentarse como propia víctima, manipulador. Su objetivo es la obtención del poder, eliminando de su camino a todo aquel que pueda ser una amenaza para sus logros.

    La víctima podemos ser cualquiera de nosotros. Inicialmente no está prevenida, no sabe que le han declarado la guerra. Muestra un perfil relacional no confrontativo.

    Se suceden dos fases, siguiendo a M. F. Hirigoyen: una fase de dominio con una seducción perversa y manipulación, tanto de la víctima con del entorno, y la fase de acoso y violencia manifiesta.

    Como en todo acoso, tanto en el trabajo como en la familia y en la escuela, hay un tercer elemento, el público, que colabora implícita o explícitamente, o guarda silencio ante la situación de maltrato.

    Como estímulos agresivos se describen los insultos y humillaciones, el descrédito profesional y la imputación de errores, el control de las comunicaciones, el aislamiento del entorno, las amenazas de despido, de agresión física, las provocaciones sexuales?

    En la víctima observamos un decaimiento de su autoestima, la presencia de ansiedad cronificada y crisis de angustia, irritabilidad, distorsión de sus relaciones tanto en la familia como con los amigos, insomnio, alteraciones alimenticias, síntomas depresivos, de evitación, rumiación de ideas e, incluso, el atentado contra su propia vida. Se acompaña de síntomas físicos como cansancio, contracturas musculares, cefaleas...

    Es necesario para su recuperación el alejamiento del agente estresante, así como una intervención psicoterapéutica adecuada, en donde la persona acosada reconstruya su identidad y empoderamiento personal.

    La violencia surge de la negación de la alteralidad, de la diferencia del otro que no se tolera. A través de una educación integral en valores y tolerancia a la diferencia, minimizaríamos la incidencia del acoso moral en cualquiera de sus manifestaciones.

      Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 10:35 pm